Covid-19: La polémica frase de Djokovic sobre la vacuna que pone en duda su regreso al tenis

“No me gustaría que me obliguen a hacerlo para volver a jugar”, dijo el número uno del mundo, que anticipó qué hará en caso de que la ATP mande a todos los jugadores a que se vacunen contra el coronavirus.
Novak Djokovic , el número 1 del mundo del tenis, enfrentará un serio dilema personal si se hace obligatorio que los jugadores se vacunen contra el coronavirus antes de comenzar a competir cuando se reanude la gira del circuito mayor, luego del extenso paréntesis obligado por la pandemia. “Personalmente, me opongo a la vacunación y no quisiera ser obligado por alguien a vacunarme para poder viajar”, dijo Djokovic en un chat en vivo en Facebook con varios atletas serbios, según consigna la agencia Reuters .

“Pero, si se vuelve obligatorio, ¿qué pasará? Tendré que tomar una decisión. Tengo mis propios pensamientos sobre el asunto y no sé si esas ideas cambiarán en algún momento, no lo tengo claro aún”, agregó el líder del circuito de varones, que además es presidente del Consejo de Jugadores, respecto de su postura anti-vacunas, que por primera vez se le reconoce.

“Hipotéticamente, si la temporada se reanuda en julio, agosto o septiembre, lo que todavía es poco probable, entiendo que una vacuna se convertirá en un requisito obligatorio inmediatamente después de que estemos fuera de la cuarentena estricta, aunque todavía no hay vacuna”, argumentó el serbio.

Los científicos y expertos en medicina se mostraron cautelosos en este aspecto y coinciden en que las vacunas contra el Covid-19 no estarán listas hasta el próximo año , lo que enciende fuertes dudas sobre si se llegarán a disputar más torneos en este 2020, en el que Djokovic tuvo un comienzo excelente, al ganar el Abierto de Australia y mantener un invicto de 18 partidos antes de la que pandemia frenara casi todos los certámenes deportivos en el mundo.

Sin torneos desde mediados de marzo, Wimbledon ya anunció la cancelación de su torneo por este año, mientras que Roland Garros, que originalmente iba a jugarse del 24 de mayo al 7 de junio, se reprogramó para el 20 de septiembre al 4 de octubre, una semana después del final del US Open, otro Grand Slam cuya situación es aún incierta. En principio, las entidades que rigen el tenis (ITF, ATP y WTA) decidieron suspender preventivamente las actividades hasta el 13 de julio próximo, pero aún no está definido si habrá una reanudación para esa fecha. Por lo pronto, Canadá informó que este año no se jugará la Rogers Cup, que iba a disputarse en Montreal en agosto próximo.

Compartir esta publicación
  • 3
    Shares
  • 3
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *